BREAKING

Cuando se hace demasiado ruido se acaba despertando al gigante.


gigante pueblo despierta orejas de punta

Hace unos días tuve el triste placer de ver como se criticaban duramente las tertulias políticas comparándolos con programas basura del tipo ‘Sálvame’. El individuo que lo hacia justificaba tales acusaciones con la reciente popularidad de estos nuevos formatos televisivos y su gran atractivo para el gran público. Creo que solo hasta cierto punto puedo estar de acuerdo. De un tiempo hasta ahora este tipo de tertulias y debates se han popularizado bastante y se han transformado en un ‘producto’ mucho más atractivo y asequible para el espectador. Y doy gracias por ello! Personalmente este cambio me parece grandísimo y con seguridad (y por fortuna) no seré el único que piense que este cambio ya debía producirse.

Partimos de la base de que la política es como planchar: algo que no apetece pero que es necesario. La forma ‘clásica’ de abordar este complejo asunto quizá no era del agrado ni estaba al alcance cultural de todo el mundo. Los discursos políticos y las crónicas estaban (y en algunos medios todavía lo están) llenas de tecnicismos y de ‘revueltas del castellano’ tales que al acabar de asimilar esas kilométricas frases te quedas con la sensación de que no has comprendido nada. Te sientes ignorante. A veces hasta pienso que precisamente ese es el objetivo: que el consumidor de información política no logre entender nada. Quizá sea más rentable electoralmente un ciudadano tonto, un ciudadano desinteresado totalmente por la política, alguien que está perdido entre calificativos y descalificativos, entre acusaciones y excusas, entre rojo y azul.

Por suerte, como decía antes, tengo la sensación que en los últimos años esta tendencia está cambiando. Medios de comunicación de todo tipo están haciendo un necesario y útil esfuerzo por informar realmente con el objetivo de que la información sea clara y comprensible. Se ha cambiado el formato de gente con corbata dirigiéndose a gente con corbata. Dinosaurios de la política hablando para ‘peinacanas’ en un lenguaje al alcance de pocos. Afortunadamente,  esto creo que ya ha pasado a mejor vida. Y lo ha hecho posible una nueva hornada de periodistas con ideas renovadas y con verdadera vocación. Se me vienen a la cabeza nombres como Jordi Évole o Ana Pastor entre la cantidad de ‘anónimos’ que están contribuyendo a la noble causa. Medios como La Sexta o El Huffington Post están llevando la información política a las casas, acercándola al gran público, a todos los estratos sociales, de una forma clara, comprensible o incluso en clave de humor. La información política llega ahora a los hogares desde espacios diferentes al clásico telenoticias, y esta es mas que bienvenida.

Es probable que este cambio de tendencia no sea una imposición mediática sino una demanda social. Probablemente el ciudadano este demandando saber más sobre lo que pasa en su país y quiere saberlo de forma clara y tranparente para poder tomar parte en un futuro proceso electoral. El hastío y la impotencia que despiertan los numerosos casos de corrupción, de especulación, los recortes y la trampa que ha estado montando la clase política han hecho a la población querer saber más para poder tener así información y poder para erradicarlo. El pueblo que antes estaba dormido ahora esta más despierto que nunca y tiene más conocimientos políticos, económicos y sociales de los que ha tenido alguna vez. Parece mucha casualidad que esta nueva tendencia coincida en tiempo con la ‘caída’ de las dos grandes fuerzas políticas que han campado a sus anchas en las últimas décadas en España. Demasiadas casualidades.

No descarto que todo este hype me este contagiando y al final la situación que aquí quiero pintar sea una interpretación distorsionada de la realidad. Todo es posible. Pero sinceramente no lo creo.

La situación ha cambiado. En estos momentos no parece extraño ni viejuno compartir unas cañas y charlar abiertamente sobre temas de actualidad política como tiempo atrás lo han hecho nuestros padres y abuelos, con la diferencia de edad considerable entre unos y otros. Las redes sociales son también un lugar de referencia, un medio de comunicación, de organización y de reivindicación para la gente joven, donde no es raro ver como se comparten artículos o ideas de uno u otro color. La información se difunde ahora de una forma mucho más plural. Ya no son los grandes de la información los que tienen todo lo que decir sino que han surgido numerosas webs o blogs como alternativas al monopolio informativo y donde la gente encuentra una información diferente, quizá menos condicionada…

El 2015 es año de elecciones (de muchas por cierto). Se escuchan mucho las palabra ‘renovación’ y ‘cambio’. Los viejos partidos quieren ser nuevos y los nuevos no quieren parecerse en nada a los viejos. Quizá sea un reflejo de la sociedad donde los que no cumplen ya los 50 quieren por fin renovarse y donde la ‘chavalada’ llegan por primera vez a las urnas con la fuerza que años atrás no quisieron aprovechar. Todo apunta a que la participación joven en las siguientes elecciones será ejemplar. En mi cabeza queda preciosa la estampa: nuevos partidos, nuevas ideas y nuevos votantes participando de un juego que tiene las reglas escritas desde antes de que muchos naciéramos.

Con independencia de lo que suceda en los próximos meses y cual sea el reparto definitivo de escaños  yo me siento bien. Me siento ganador independientemente de a quien vote y quien obtenga mejor resultado. Me siento ganador en lo personal porque esta vez sí tengo la sensación de que una gran mayoría sabe a lo que vota. Izquierdas o derechas. Rojo, azul o morado. Me podrá gustar más o menos pero no me queda otra que respetarlo porque ahora si los españoles en masa se están haciendo respetar reclamando su propia importancia en detrimento del poder de las instituciones.

El pueblo estaba dormido, anestesiado. Ahora España es un gigante que despierta…

Estándar
BREAKING

No hay pan para tanto chorizo


PAN CHORIZO OREJAS DE PUNTA POLÍTICOS CORRUPCION

Creo de verdad que ya está bien. Ya está bien de aguantar y mirar para otro lado. Estamos cansados.

Comenté una vez que no me gustaba hablar de política pero creo que esto ya puede calificarse como ’vergüenza nacional’. España es un país fantástico pero podrido por dentro, como esa manzana roja perfectamente iluminada y de brillo radiante que ves en el supermercado y que tristemente pierde todo su atractivo al primer bocado.

Creo que hubo un momento en algún lugar del mundo en que el hecho de responsabilizarte del gobierno de tus semejantes era un gesto altruista y cargado de valentía y servicio a la sociedad. No es fácil liderar un grupo y mucho menos dirigirlo por el camino que tu buenamente crees que es mejor para los intereses de estos como comunidad. No debe ser fácil ni grato soportar y recibir las críticas por un error cometido siempre con una máxima de buena fe y buena voluntad. No debe ser fácil ni debía estar bien pagado y quizá por eso llego un día en que tristemente todo eso cambio. Pobre de aquel pastor que no saque beneficio de sus ovejas…

España vivió momentos muy duros a mediados de siglo. La valentía, la fe y la ilusión de muchos consiguieron cambiar las cosas. El pueblo volvió a tener poder y la libertad de cederlo cada cuatro años a unos cuantos electos con el objetivo de que estos agarraran fuerte el timón del país y lo sacasen con decisión de la tormenta por la que este había navegado años atrás. España vivió momentos dulces políticamente hablando y el ciudadano se relajo. Y pasaron los años y siguió relajado cada vez mas mientras cada vez más se parecia a aquellos personajes de las películas, acomodados en su vida cuadriculada y colmada de caprichos y necesidades de poco valor. Nos podemos ir a la mierda pero por favor Señor que no se me quede el iPhone si batería…

Tan distraídos hemos estado que los ‘listos de la corbata’ han campado a sus anchas por la red institucional haciendo y deshaciendo a su voluntad y fabricando una compleja maquinaria perfectamente engrasada. La maquinaria de la estafa y de la corrupción, la maquinaria de sobre en blanco, la maquinaria de los bancos rescatados y sus black cards, la maquinaria de las obras faraónicas sin sentido, de los sobornos, de las especulaciones, de los aeropuertos sin aviones, de las autopistas para ricos pagadas por los pobres, de las cuentas en Suiza Paradise, de las cajas B y hasta las C, de los concursos amañados, de las elecciones a dedo, de los ERE’s con sabor a flamenco, de las privatizaciones innecesarias, de los recortes en calidad de vida…

Señores políticos, empresarios y demás chorizos varios, desde aquí os digo que ya está bien!

Somos más y somos más fuertes que vosotros. Hemos estado un poco distraídos estos últimos años pero estáis haciendo tanto ruido que nos habéis hecho girar la cabeza de nuevo. Hemos venido con la intención de cambiar las cosas y mandar a toda la panda de ladrones al único sitio donde no habrá ni un duro que robar, a la mierda! Necesitamos tener la sensación de que nuestro esfuerzo y nuestro dinero se reparte y se utiliza con cabeza, que si las cosas no pueden ser mejores sea porque de verdad no pueden ser mejores. Necesitamos levantarnos de madrugada y marchar al trabajo sintiendo que todos remamos en la misma dirección y que no hay tres listos que se van a enriquecer con nuestro sacrificio.

Confío en que no tardará mucho en llegar el día en que al abrir un periódico las únicas malas noticias que podamos ver sean que el fin de semana vuelve a llover y que La Selección Española no ha podido pasar del empate ante San Marino en la fase de grupos de la proxima Eurocopa. Sinceramente creo que hay gente buena capaz de conseguir cosas grandes. Quiero creer que hay otra forma de hacer política, que hay otro tipo de gente con valores éticos y morales más fuertes que su sed insaciable de dinero. Nos merecemos dar a esa gente el poder de representarnos. Defiendo que no puede pasar un día mas sin que demostremos que no somos ovejas pastando a diario con el único fin de reportar beneficios a nuestro pastor.

Somos gente grande en un gran país, pero hoy por hoy no hay pan para tanto chorizo.

Estándar
BREAKING

Y el fútbol se convirtió en un negocio sin escrúpulos


futbol negocio dinero orejas de punta

 

El verano es un periodo verdaderamente peculiar en la cual parece que todo se  para. Los programas que con tanto interés sigues en radio y televisión durante el resto del año se convierten en remixes que en ocasiones llegan a ser incluso más interesantes que el propio programa en si (negare haber escrito esto). Colegios, institutos y universidades se quedan vacíos a la espera del tan poco deseado septiembre y sus buenos propósitos pegados como lapas. Incluso oficinas y polígonos industriales paran tanto su actividad que no sería raro encontrarse ahí el rodaje de la nueva temporada de Walking Dead. Pero hay algo que encuentra en el verano su momento perfecto año tras año entre toda esta calma: el mercado de fichajes.

No creo que sea necesario ni especificar que con ‘mercado de fichajes’ me refiero a fútbol (oh! fútbol por favor vuelve pronto). Con la llegada del verano empieza el ‘baile de equipos’ entre jugadores y son trending topic expresiones como ‘opción de recompra’, ‘principio de acuerdo’, ‘claúsula de recisión’ o ‘millones de euros’. Y es que fichar es comprar y cuando se compra se compra con dinero. En este caso (por suerte) el dinero que se paga por el James (/james/) de turno no sale de tu bolsillo pero es imposible regatear al eterno debate: es ético pagar semejante cantidad de millones de euros por un jugador?

Primero y antes de nada creo que debo dejar mi postura bien clara. Me considero muy aficionado al deporte y sobre todo al fútbol, lo he jugado durante muchos años aunque pueda parecer lo contrario viéndome arrastrar por el campo, soy madridista y rayista a partes iguales (perdón por esto) y me considero una persona desequilibradamente ética y objetiva en lo que a estos temas se refiere. Dicho lo cual ahora procedo a soltar la bomba: a mí me parece bien. Lo siento pero lo mire desde donde lo mire no puedo dejar de verlo así. El fútbol es un negocio basado en un deporte que se ha popularizado tanto a nivel mundial que se ha convertido en un Goliat que arrasa a nivel económico todo lo que toca. Los equipos de fútbol son empresas y como tales necesitan beneficios. Los jugadores son su maquinaria. Una inversión.

Ahora después de encajar este duro gol probablemente adelantaras líneas en forma de ‘pero con la cantidad de gente que se muere en el mundo y con la pobreza que hay ese dinero se podría dedicar a otras cosas!’. El árbitro marca el final del primer tiempo con empate a uno en el marcador. Habrá que empezar a mover el banquillo y decir que es cierto que se podrían (y se deberían) dedicar más esfuerzos o recursos a acabar con algunos de los grandes males del mundo pero no necesariamente tienen que salir del fútbol. Todas las empresas deberían responsabilizarse y colaborar (es mas, debería exigirse por ley) con los que más lo necesitan y cuando me refiero a todas las empresas me refiero también a todos los clubs deportivos o personas físicas cuyos ingresos son notablemente elevados. Se le cuestionara a Imprentas Manolo (pendiente chequear en Google si existe) que invierta tres millones de euros en la compra de la mejor maquinaria de impresión que hará mejorar su competitividad con respecto a la competencia y le reportara unos beneficios mayores que los que tenía hasta ahora. No y definitivamente no. esta máquina la podríamos llamar Neymar, James o Luis Suarez (mandíbula y dientes incluidos).

Todos queremos lo mejor para nosotros y el negocio del fútbol no es la excepción. Es ético comprarse un iPhone ultimo modelo y dejarse el sueldo sabiendo que la persona que lo fabrica nunca podrá llegar a permitírselo (eso si no acaba antes suicidándose)? Deberíamos ver con malos ojos al que gasta su dinero en carísimos menús degustación de restaurantes con mas estrellas Michelin  que la camiseta de Alemania? Habría que condenar a quien por sistema entra en un Zara ‘a ver si cae algo’ cuando ese algo se fabrica en un inframundo oriental (tan inframundo como su sobredimensionado fondo de armario)?

Ama el fútbol u ódialo hasta la muerte si quieres, pero no le culpes a la ligera de los desequilibrios mundiales que nosotros mismos como sociedad a lo largo de los años hemos creado. El futbol es el nuevo opio del pueblo, que en otro tiempo fue la religión.

Estándar
comedores escolares vacios niños hambre orejas de punta
BREAKING, JUNTANDO LETRAS

Con su comida no se juega


comedores escolares vacios niños hambre orejas de punta

El punto y final al fin de semana esta puesto. Un buen fin de semana lleno de sol, de terrazas, de apetecibles platos y de frías cervezas. De largos y frívolos paseos por los caminos de lo cool y entre los bosques del lujo. Todo Madrid parecía tener esa sensación y esas ganas de disfrutar, de salir, de dejarse ver y sobre todo de dejarse el dinero en el ocio mas innecesario (si atendemos a las necesidades más básicas que tenemos como seres vivos que somos). Pero todo el hype en el que se encontraba mi cuerpo y mi mente en las ultimas horas del domingo se dieron de boca con la realidad más fría. La realidad de una sociedad de la que somos parte y de un problema que quizá nos quede lejos, pero de una forma o de otra de una situación para la cual no existe la opción de mirar para otro lado. Y es que en España los niños pasan hambre y hasta ahora no lo quería saber.

No sé realmente si no lo quería saber o no lo sabía. Quizá estamos tan saturados de malas noticias que pensamos que una más no es importante en comparación con el conjunto, y estas pequeñas dosis de dura realidad se diluyen en el conjunto de una crisis, como lo hace una gota de sangre en un charco. Pero creo que con esto hemos tocado fondo. Lo que antes nos parecía un problema exclusivo de África o América ahora nos toca de cerca. Con los niños no se juega y son precisamente ellos  los que están pagando las consecuencias del juego de los adultos a querer ser ricos.

Los datos arrojan una cifra escalofriante: 1 de cada 3 niños españoles esta en riesgo de pobreza o exclusión, pero el gobierno prefiere no darle credibilidad a esos datos aportados por las ONGs. Las malas gestiones, los recortes en educación y sanidad y las pocas prestaciones que se destinan a la familia (la mitad de la media europea) están provocando un panorama de comedores vacíos o niños buscando en los cubos de basura para poder llegar a las tres comidas diarias. Los niños ya no dibujan príncipes y dragones, ahora dibujan cartones, platos vacíos, hambre y lagrimas.

Y no puedo evitar lo que seguramente tú estés ya haciendo: buscar responsables. Como sociedad y parte de ella que somos, todos tenemos nuestra parte de culpa, aunque creo que esta es ínfima en comparación con la de otros. España tiene un problema de bulto en su clase política, una clase política que gobierna con el voto de los más pobres para el desarrollo solo de los más ricos. Y no quiero entrar en colores ni en ideologías (a estas alturas este debate ya lo tengo superado). Se gobierna al más puro estilo ‘Juego de Tronos’, culpando al pueblo de los fracasos del rey pero poniendo la medalla de los méritos en la pechera del noble. Los responsables se sientan en el hemiciclo, de eso no me cabe la menor duda.

Como ciudadano no puedo permitirlo. No puedo ver como el dinero de un país se pierde en ayudas a entidades bancarias (las mismas que no tendrán piedad a la hora de echarte de tu casa), infraestructuras inútiles, corrupción a todos los niveles, sobres mágicos que nadie ha visto y un largo etcétera de decisiones desacertadas. Debemos exigir una política social real fuera de la propaganda electoral y con el objetivo del voto fácil. No podemos permitir convertirnos en un país de segunda división, con una ética pisoteada por nosotros mismos.

Como bien cantaron Manic Street Preachers: ‘Si toleras esto entonces tus hijos serán los siguientes’…

Estándar
CAPE EPIC CARRERA MOUNTAIN BIKE MTB OREJAS DE PUNTA
BREAKING

Si tu locura no conoce límites la Cape Epic es tu carrera


Supongo que tú también te habrás dado cuenta que últimamente la bicicleta (si, la que usabas cuando eras pequeño) está volviendo a tener mucho protagonismo en las calles. Podrás encontrarte los modelos más avanzados y caros de MTB (mountain bike) rodando por parques, las clásicas bicicletas ‘de paseo’ con su típica cesta si te dejas caer por el pueblo o las minimalistas fixies si prefieres moverte por los ambientes mas cool de las grandes ciudades. También es posible que tú ya seas un friki de las dos ruedas y en ese caso no tenga que explicarte nada. Pero quizá hay algo de lo que todavía no has oído hablar, una carrera que lleva al límite la resistencia de hombre y maquina, la Cape Epic.

CAPE EPIC CARRERA MOUNTAIN BIKE MTB OREJAS DE PUNTA

La Cape Epic lleva al limite la resistencia física y mental de las parejas

La Cape Epic está en el podio de las competiciones más legendarias de las que existen en todo el mundo. Se lleva celebrando desde el año 2004 y edición tras edición va forjándose un nombre, un prestigio y sobro todo una reputación dentro de la modalidad MTB, adjetivos que se aplican por derecho a todo aquel que se atreve a participar en ella. Y es que el merito está justificado, ya que la cita presume de 7 etapas, mas de 700km de distancia y más de 15.000m de desnivel, toda una prueba de resistencia. Pedalada a pedalada los corredores atravesaran lugares de una belleza superlativa. El Cabo Occidental de Sudáfrica expone al corredor ante un inagotable escaparate de montañas, caminos de grava o tierra, profundos barrancos o interminables bosques, toda una locura.

CAPE EPIC CARRERA MOUNTAIN BIKE MTB OREJAS DE PUNTA

Atravesar ríos con tu MTB sera algo a lo que te tendrás que acostumbrar

Pero aun hay más. La Cape Epic tiene una particularidad que la diferencia de todas las demás y la convierte en una mezcla de deporte, aventura y trabajo en equipo. Y es que esta carrera se corre por parejas y tiene como norma penalizar a estas si sus miembros se separan a más de 2 minutos el uno del otro. No es de extrañar por tanto que sea una de las careras más televisadas y seguidas en todo el mundo y que el premio para los ganadores este por encima de los 150.000 euros.

CAPE EPIC CARRERA MOUNTAIN BIKE MTB OREJAS DE PUNTA

Lo llamaremos camino por llamarlo de alguna manera, pero esto son piedras!

La carrera se corre cada año entre marzo y abril así que quizá todavía estés a tiempo si te apetece pegarte la paliza de tu vida. A mí me ha pillado el toro para esta edición 2014 así que he decidido limitarme a las clases de spinning y seguir la carrera desde mi sofá, pero el año que viene prometo que me lo planteare (siempre con un nivel de alcohol en el organismo tipo Charlie Sheen).

Estándar