libreta maldita casualidad
JUNTANDO LETRAS

Como un niño con cuaderno nuevo.


Llevo ya una buena temporada dandole más importancia en mi vida a lo tecnológico que a lo analógico. No me siento especialmente orgulloso de esto. Definitivamente no ahora.

Amante, como he sido, de cualquier cosa con pantalla, me encuentro a mi mismo diferente en los últimos meses. Quizá el café haya entrado en mi vida de una forma tan radical como lo han hecho ‘los de las rastas’ en el congreso, provocando toda una revolución. Quizá este cambio se deba a mi nueva situación laboral, donde ya no trabajo para una empresa sino que yo mismo soy la empresa. Quizá simplemente me este quedando tonto por consumir tanta contaminación aquí en Madrid. Quien sabe… Ultimamente no me reconozco en absoluto cuando echo de menos el tacto áspero del papel, mi peculiar ‘caligrafía de letras borrachas’ (como así la definió un antiguo profesor) que ya no recordaba o el simple pero intenso olor de un libro.

Es en este punto, concretamente hoy, cuando he preferido entrar en una papelería antes que en la ‘tienda de la manzana’. He entrado y he comprado una libreta en blanco. Como la libreta de Van Gaal pero algo mas grande y mucho más interesante. Una libreta donde apetece escribir. Sus renglones finos y perfectamente paralelos invitan a hacerlo sin descanso. El papel, cada pagina de esta libreta, tiene un color ligeramente amarillento. Parece vieja, pero no lo es. En la parte de atrás se esconde un fino y sutil compartimento donde guardar alguna tarjeta de visita y poquísimo más. Ojalá pudiese guardar en el toda la mala hostia que me entra al oír hablar de tanto ‘corrupto levantino’, pero por desgracia creo que no entra.

Cuando la cierro siento que lo que aquí escribo nunca podrá leerlo nadie. Tremenda tontería. Las tapas son de un negro contundente y hay una especie de elástico que cierra a modo de guardián y protector. No le veo mucho sentido pero queda ‘fino’.

Es una bonita libreta y es una buena forma de comenzar este año. Un año en el que he decidido retomar viejos proyectos personales como este blog que ahora estáis leyendo, el cual fue previamente escrito en esta nueva libreta.

Habreis notado que hay un sutil pero importante cambio de estilo en la web, pero sin duda el cambio mas interesante esta tras el nuevo nombre. MALDITA CASUALIDAD no significa nada todavía pero a la vez esta llamado a significarlo todo. Concentra un buen puñado de aficiones muy personales. Aficiones que van desde la pasión por la música hasta la necesidad de analizar y aportar opinión, pasando por una confesable adicción a la actualidad y hasta el diseño de camisetas inspiradoras.

Me preguntaron cual era la razón del cambio de nombre y también a que se debía el nuevo diseño. Creo que podría responder a ambas preguntas haciendo referencia a mi nueva libreta. A veces sobran paginas en blanco pero un punto de inflexión en nuestra vida nos empuja a dejar atrás una etapa y comenzar una nueva. Estrenamos, por tanto, con ganas este nuevo libro en blanco. ¿Y que es un blog sino la forma digital de una analógica libreta? El cambio, por tanto, no es más que un símbolo de reinvención y renovación.

Bienvenidos a MALDITA CASUALIDAD: un nuevo lugar desde el que ver las cosas.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s